Tratamiento a base de ozono: ¿En qué consiste y cuáles son sus beneficios?

Publicado en por Juan Camilo

Los tratamientos que usan ozono son llamados ozonoterapia y sus propiedades se descubren y estudian cada día más, haciéndolo una buena alternativa para ciertas dolencias.

Qué es la ozonoterapia?

El ozono médico es una mezcla entre oxígeno y ozono a unas concentraciones entre 1 a 100 microgramos por mililitro según la determinación del especialista tratante acorde con la patología a tratar y la vía de utilización.

El uso del ozono empezó en Alemania en el año 1857 para la destrucción de microorganismos por el Dr. von Siemens y posteriormente el Dr. von Liebeg en la segunda década del siglo XX, estudió el uso en humanos.

Posteriormente los rusos continuaron estudiando los beneficios en los humanos y diseñando ozonizadores para hacer más práctica la utilización, pero no fue sino hasta después de 1950 cuando se expandió este conocimiento por el resto de Europa y el mundo.

La ozonoterapia es entonces, el uso del ozono a diferentes concentraciones para tratar alguna patología y se emplea por vía subcutánea, intravenosa o intramuscular; también puede usarse por vía tópica en cremas o geles para enfermedades de la piel e incluso como autohemoinfusión (se extrae la propia sangre a la que se le aplica la mezcla de ozono y oxígeno y vuelve a ponerse).

No tiene ninguna contraindicación ni interactúa con otros tratamientos, pues los potencia.

Usos y beneficios de la ozonoterapia

  • Es antioxidante
  • Actúa como agente inmunomodulador pero no inmunodepresor: estimula a los linfocitos y macrófagos para destruir microorganismos infecciosos y células potencialmente cancerígenas.
  • Aumenta la liberación del oxígeno por los glóbulos rojos, lo que mejora la función de los tejidos.
  • Mejora la cicatrización y favorece el microambiente de la piel, beneficiando a personas con pie diabético, heridas extensas de difícil cicatrización por gran pérdida de tejido o infección, eccemas y dermatitis, quemaduras, herpes, hongos y abscesos.
  • Mejora la microcirculación, permitiendo una mayor nutrición y oxigenación celular tanto de manera preventiva como para tratar enfermedades como la microangiopatía diabética e hipertensiva.
  • Antiinflamatorio
  • Mejora el dolor, y por eso se usa en enfermedades óseas con intenso dolor o cuya causa es poco reversible: discólisis, lumbociátalgia, fracturas vertebrales, espondilolisis
  • Es importante como germicida, no solo para combatir microorganismos en el cuerpo humano sino también para la desinfección de material quirúrgico y de osteosíntesis.

La ozonoterapia es una medicina natural en progreso y con grandes utilidades que no deben desecharlo en el manejo de las enfermedades agudas y crónicas.

oxigeno

Etiquetado en Remedios

Comentar este post

generadores de ozono domesticos 10/07/2016 12:28

Andaba con la duda pero visto lo que has explicado y el comentario me voy a animar a probarlo por mi mismo a ver que tal funciona, ya me pasaré a deciros que tal

ozonizadores 08/30/2016 14:43

Lo he probado hace dos semanas y me ha encantado, menos mal que me lo recomendó un amigo porque ahora me siento completamente nuevo. Os lo recomiendo