Tipos de tratamientos para reducir la celulitis

Publicado en por Juan Camilo

La celulitis es la acumulación de tejido adiposo debajo de la piel y que forma nódulos de agua, grasas y toxinas en ciertas zonas del cuerpo como caderas, glúteos, piernas, abdomen y brazos. Es más común en las mujeres que en los hombres por el componente hormonal femenino y por eso se le conoce con el nombre de 'lipodistrofia ginecoide', aunque comúnmente se le llame 'piel de naranja'.

El ejercicio

No existe ninguna mujer sin celulitis. Más de 85% de las mujeres presentan algún grado de celulitis desde el desarrollo puberal y tiende a aumentar con los años, los malos hábitos alimenticios y el sedentarismo.

Desafortunadamente no existe aún ningún tratamiento completamente efectivo ni que garantice resultados al 100% para eliminar las celulitis, pero si algunas terapias y acciones que pueden contribuir en su disminución y evitar que aumente.

Sin duda el ejercicio físico regular y los buenos hábitos alimenticios son el pilar de la solución:

  • No hay dietas específicas para la celulitis, pero puede evitarse el consumo de bebidas con cafeína (café, refrescos y bebidas energéticas), aumentar la ingesta de vegetales, disminuir los azúcares simples, el exceso de harinas y grasas.

  • Ejercicio para mantener el peso adecuado y sobretodo subir escaleras y usar bicicleta para tonificar las zonas más propensas a la celulitis.

Tratamientos no invasivos

Algunos tratamientos pueden ser útiles sólo en las fases iniciales de la celulitis y con la ventaja de no ser invasivos, minimizando el riesgo para la salud. Los resultados dependen de cada persona:

  • Ultrasonido: llamado también radiofrecuencia o cavitación. Son ondas de sonido de alta frecuencia que chocan contra el tejido adiposo acumulado debajo de la piel y que lo diluye para que pueda ser eliminado por la orina.

Se realiza en centros estéticos y debe idealmente combinarse con masaje para drenaje linfático e ingesta de agua.

  • Vacumterapia o LPG: masaje subdérmico para remover la grasa localizada e idealmente luego del uso de ultrasonido. Utiliza un aparato en forma de copa invertida conectada a una máquina de vacío que estira el tejido adiposo y la piel.
  • Cremas anticelulíticas: tienen diversos componentes pero principalmente extractos de algas marinas que en teoría disminuyen el depósito graso; sin embargo no son muy eficaces por sí mismas y sus beneficios son conseguidos por el masaje que acompaña a su aplicación. Además puede tener efectos indeseables como reacciones alérgicas e incluso alteraciones de la tiroides por ser ricas en yodo.

Terapias invasivas

  • Mesoterapia o hidrolipoclasia: son infiltraciones de medicamentos, productos homeopáticos o solución salina con el objetivo de destruir los adipocitos. Debe acompañarse de masaje para drenar la grasa disuelta y evitar formación de nódulos y fibrosis.
  • Liposucción: es la remoción de la grasa infraepidérmica por medio de unas cánulas que aspiran y aunque retira los nódulos de la celulitis, si no hay cambio de hábitos en la paciente, volverá a aparecer el problema.

Una combinación de terapias no invasivas, endermología (masajes) e incluso de terapias invasivas como último recurso, pueden ayudar a disminuir la celulitis.

donna & benessere 20Zen SPA treatments

Etiquetado en Remedios

Comentar este post