Rehabilitación de alcohólicos: ¿cómo deben ayudar las familias?

Publicado en por Juan Camilo

Dejar el alcohol, así como las drogas, requiere de un proceso de rehabilitación dirigido por personas expertas que orienten a la persona involucrada y a su familia.

La familia también está enferma

La negación de la enfermedad y la co-dependencia hacen que el alcoholismo sea difícil de controlar por la persona en cuestión y por la familia que se convierte en un 'nido' de conflictos internos y de futuras generaciones adictas.

Para una rehabilitación exitosa, no solo es necesario que el paciente tome conciencia de su problema y decida emprender la lucha contra su adicción, sino que también se requiere la presencia de su familia.Esta familia debe por tanto, estar presente en todo momento pero preparada, porque una familia que no sepa cómo actuar, no permitiría progresar, y revertiría las fases del proceso.

Los miembros de la familia deben conocer aspectos importantes sobre el tema, que ayudarán a comprender la importancia de aceptar el problema y buscar ayuda a tiempo:

  • Fases de la rehabilitación: desintoxicación, deshabituación y reinserción

social y laboral

  • Efectos del alcohol en la salud física y mental
  • Causas del alcoholismo y la predisposición genética, así como el componente

social y familiar

  • Consencuencias del alcoholismo en la vida social, laboral, emocional y

familiar del alcohólico.

La familia del alcohólico está enferma. Y esta frase debe aprenderse y luchar contra ella en dos pasos:

  • Combatiendo la negación. El mayor obstáculo para combatir el problema

es la negación por el enfermo y su familia, pues tratan de llevar una vida

'normal' y como si el problema no existiera.

  • Evitar la co-dependencia. La familia empieza a vivir entorno a los

problemas que el alcohólico causa y se olvidan de la propia vida,

convirtiéndose inconscientemente en 'facilitadores' del consumo.

¿Qué hacer?

Luego de reconocer el problema y evitar la co-dependencia, la familia debe buscar ayuda aunque el adicto no lo haga, pues generalmente pasará mucho más tiempo hasta que sea esa misma persona quien acepte su alcoholismo.

Evitar hacer algunas cosas cuando el alcohólico esté bebiendo, para no hacer reforzamientos positivos sobre ese acto:

  • Tratarlo como un niño

  • Vigilarlo para que no se haga daño

  • Tirar el licor

  • Buscar licor escondido

  • Discutir, reprochar, sermonear, aconsejar, reñir, castigar.

Un alcohólico es una persona con autoestima baja, por lo que en sus momentos de ebriedad o sobriedad, no debe hacérsele sentir más culpable de lo que ya se siente, pues eso lo 'hundiría' más en el alcohol. Tampoco debe evitarse el proceso normal de 'tocar fondo' pues esto es lo que generalmente les hace reconocer su problema y buscar ayuda.

Lo importante para la familia es acudir a los expertos y seguir sus recomendaciones, sin extralimitarse pero siempre con un fuerte compromiso.

1 Jules Bonnot, futuro anarquista expropriador membro do bando bonnot,

Etiquetado en Adicciones

Comentar este post