Problemas de visión: operación de estrabismo

Publicado en por Juan Camilo

Se conoce como estrabismo a la desviación o mal alineamiento de los ojos. Esta condición se presenta con alguna frecuencia, especialmente en la población infantil. En algunas ocasiones se puede corregir sin cirugía por medio de terapias y el uso de gafas con prismas, sin embargo, hay muchos casos en los que se requiere la intervención quirúrgica para su manejo.

¿Qué es el estrabismo?

El estrabismo es el mal alineamiento de un ojo con respecto al otro, esto se traduce en que al momento de observar un objeto fijo, ya sea a una distancia cercana o lejana, un ojo se encuentra fijo en el mismo y el otro no. El ojo afectado puede estar desviado hacia arriba, hacia abajo o hacia los lados.

La causa de esta desviación es la debilidad, la hiperfunción o la falta de coordinación de los músculos extraoculares, los cuales son los encargados de los movimientos de los ojos.

Si el estrabismo no es corregido a tiempo, puede provocar, especialmente en los niños, la ausencia de un adecuado desarrollo visual lo que se conoce con el nombre de ambliopía.

¿En qué consiste la cirugía de estrabismo?

El estrabismo en los niños, así como en los adultos, se puede corregir mediante la intervención quirúrgica. Es especialmente importante en los niños realizarla oportunamente para evitar la ambliopía u "ojo perezoso".

Como se mencionó anteriormente, hay algunos casos en los que no es necesaria la cirugía, pero esta decisión es potestad del médico oftalmólogo y depende de cada caso en particular.

La cirugía de estrabismo consiste en el cambio de posición, el corte o el acortamiento de los músculos extraoculares afectados para de esta manera, permitir el realineamiento de los mismos y corregir la desviación.

El principio de la cirugía es debilitar o fortalecer ciertos músculos para permitir dicha alineación. Estos dos efectos se obtienen, como se mencionó, cambiando la inserción, resecando una parte del mismo o haciéndolo más corto o simplemente cortándolo en el lugar de su inserción y dejándolo libre.

La cirugía es muy segura y con una efectividad superior al 80-90%. Entre sus posibles complicaciones se encuentran la perforación ocular accidental, la infección y los riesgos derivados de la anestesia. También puede existir la necesidad de la reoperación.

Ya sea por estética o por evitar problemas visuales posteriores, la cirugía de estrabismo tiene sus indicaciones particulares. El especialista es el encargado de decidir cuándo y cómo realizarla.

Ojo // Eyeeye exam

Etiquetado en Cirugía Estética

Comentar este post