¿En qué consiste una operación de aumento de pómulos?

Publicado en por Juan Camilo

La cirugía de aumento de pómulos o malarplastia es un procedimiento quirúrgico que muchas personas eligen por motivos estéticos, pues unos pómulos pronunciados resaltan otros rasgos de la cara como la boca y los ojos y consiguen un cambio significativo en el rostro.

¿En qué consiste esta cirugía?

La cirugía de aumento de pómulos es una cirugía estética que debe realizar un médico especialista en cirugía plástica o cirugía maxilofacial, mediante la inserción de implantes de silicona semi-rígida, medpor o biocoral, etc, sobre el hueso malar (hueso que compone el pómulo o mejilla), mediante unos cortes muy pequeños desde el interior de la boca, usualmente por el labio superior. Una vez puesta la prótesis entre la piel y el hueso malar, el cirujano moldea con sus manos el pómulo para que quede en la ubicación y de la altura adecuada.

El implante se elige en la cita pre-quirúrgica. Se escoge el material y el volumen total del mismo dependiendo de cada paciente.

Se realiza de manera ambulatoria, no necesita hospitalización y requiere anestesia local mas una sedación, pero si se hace junto con otras cirugías, se usará anestesia general. Es una cirugía alrededor de 45 minutos.

Existen otras alternativas al implante:

  • Inyección de la propia grasa del paciente. Evita suturas pero tiende a reabsorberse con el tiempo, perdiendo así el efecto estético conseguido.
  • Quitar la grasa malar baja, es decir, retirar la bola adiposa de Bichat a cada lado de la cara, para resaltar el pómulo.

Un de estas dos técnicas:

La elección de la técnica quirúrgica depende de las recomendaciones del cirujano y de ello también depende el costo, que puede variar entre 2000 a 2500 euros (julio 2011).

Para tener una idea del procedimiento, puede verse un vídeo explicativo en youtube.com/watch?v=xn4buxvKTwM. Una guía completa sobre la técnica quirúrgica y los cirujanos plásticos capacitados en ella, la puede consultar en la Sociedad Española de Cirugía Plástica Reparadora y Estética, secpre.org.

Riesgos y cuidados post-operatorios

Es una cirugía sencilla, con la que podrá comparar los cambios en los pómulos antes y después, pero sólo si se tiene paciencia, pues el cuerpo tarda unas 4 a 6 semanas en hacer desaparecer la inflamación y posibles moretones.

La operación de pómulos, aunque rara vez tiene complicaciones, puede presentar algunas como infección de la herida, hematomas, desplazamiento del implante generando asimetría de la cara, dolor, cicatrices visibles si el corte se realiza sobre la piel y no dentro de la boca.

Para minimizar los riesgos, lo mejor es seguir las recomendaciones post-operatorias del cirujano, entre las que pueden citarse:

  • No exponerse al sol ni realizar actividades que involucren el rostro durante el primer mes.
  • Realizar buches de agua fría con antiséptico oral para evitar infección de la herida suturada.
  • No consumir tabaco unos meses antes y después de la cirugía.
  • Elegir adecuadamente al cirujano y dejarse orientar por su criterio profesional.

La malarplastia es una cirugía que aporta muchos cambios a la cara y puede ayudar a mejorar el autoestima, siempre que se realice por profesionales capacitados.

Female Plastic Sugery

Etiquetado en Cirugía Estética

Comentar este post