¿Cuándo se recomienda una biopsia testicular?

Publicado en por Juan Camilo

Una biopsia testicular es un procedimiento quirúrgico ambulatorio en el que se extrae una muestra pequeña del testículo para examinarlo bajo el microscopio. Es un examen que permite hacer o confirmar un diagnóstico y por tanto tiene indicaciones específicas.

Estudio de enfermedades

Hacer una biopsia de testículo implica realizar una pequeña incisión o punción con una aguja, previa antisepsia y anestesia local, para luego enviar la muestra al laboratorio y que sea estudiada por el patólogo.

Este examen lo solicita el médico urólogo cuando sospecha alguna enfermedad:

  • Tumor o masa palpable o encontrada en ecografía, para determinar si es canceroso o no.

  • Espermatocele (quiste con líquido seminal y espermatozoides)

  • Infección del testículo (orquitis) que no mejora con tratamientos convencionales.

  • Atrofia testicular a edad anormal, observada en una ecografía.

Estudio de fertilidad

Se conoce que cerca del 40% de los problemas de fertilidad de una pareja, se deben a problemas de origen masculino como la calidad del semen o problemas de eyaculación.

Por este motivo, la biopsia de testículo se usa como uno de los estudios para investigar las causas de la infertilidad masculina, cuando no se ha encontrado la causa o el examen de semen (espermograma) muestra espermatozoides anormales o no hay espermatozoides.

Este examen sirve para determinar aspectos fundamentales del gameto masculino (célula sexual, espermatozoide) y al obtener la muestra del tejido testicular se hacen dos estudios con ella:

  • Estudio citogenético: se refiere a un estudio de la forma como se organiza el material genético en los cromosomas. Se usa para mirar la estructura, composición y el orden de los cromosomas que tiene la célula en sus diferentes fases de desarrollo y maduración. Se usa en el estudio de abortos previos (un error en el material genético, induce abortos tempranos) o cuando hay baja movilidad de los espermatozoides (astenozoospermia).
  • Estudio histológico: se estudia la capacidad de producir espermatozoides por el tejido testicular. Determina si hay baja producción (oligozoospermia) o no hay espermatozoides en el eyaculado (azoospermia).

Permite conocer entonces, si la causa de la infertilidad masculina es por una enfermedad obstructiva (bloqueo del conducto de salida de los espermatozoides) o secretora (mala producción o no producción de espermatozoides).

Además de cumplir un objetivo diagnóstico, la biopsia testicular permite obtener espermatozoides (cuando hay azoospermia) y congelarlos para realizar una posterior fertilización in vitro (para un ciclo de FIV - ICSI).

Seminoma of the Testis | Source http://www. flickr. com/photos/euthman

Etiquetado en Enfermedades

Comentar este post