¿Cómo se consigue la historia clínica de un familiar?

Publicado en por Juan Camilo

La historia clínica es un documento médico legal que contiene datos concernientes a la vida privada de una persona y por tanto, su lectura es restringida al público en general. Sin embargo, hay algunas excepciones para esta regla, que permite a un familiar obtenerla.

¿Qué contiene una historia clínica?

Un expediente clínico o historia clínica médica, es un documento de tamaño variable, que contiene datos relacionados con el estado de salud y enfermedad de un paciente.

En él se registra el nombre completo, el documento de identificación, lugar de residencia y teléfonos de contacto, oficio o profesión, todos y cada uno de los motivos por los que ha consultado, los diagnósticos presuntivos y confirmados, las analíticas y exámenes de rayos X, los tratamientos, hospitalizaciones, intervenciones y procedimientos quirúrgicos y los antecedentes personales patológicos y los familiares.

La persona que consigna datos en el expediente clínico es principalmente el médico o cuantos hayan tratado a la persona y también el resto del personal de la salud involucrado en actividades como enfermería, fisioterapia y laboratorio clínico.

¿Quiénes pueden acceder a la historia clínica?

Debido a toda la información que contiene, las historias de los pacientes, son documentos de importancia no sólo médica sino también legal y de absoluta privacidad, limitando su consulta a las autoridades judiciales y médicas.

La custodia de este documento es responsabilidad del médico, en caso de ser un galeno independiente con consultorio privado y del centro de atención en salud (hospital, CAP, clínica privada, centro de rehabilitación, centro socio-sanitario) al que acude el paciente, siendo ésta última opción la más común. De ninguna manera el expediente estará en poder del paciente (porque lo puede perder) y si éste necesitara alguna información, puede solicitar una copia de la parte que le interese.

Sabiendo esto, es de suponerse que si un familiar o un tercero quiere acceder a la información consignada en la historia clínica, debe cumplir requisitos como:

  • Ser el padre, madre o tutor legal de un menor de 18 años.
  • Ser el tutor legal de una persona discapacitada mental (retardo mental, enfermedad de Alzheimer o cualquier otra demencia).
  • Ser el tutor legal designado por un paciente con discapacidad física (no todas las personas con discapacidad físicas requieren de un tutor).
  • Ser la pareja sentimental o cónyuge de un paciente con una enfermedad infecto-contagiosa que comprometa la vida e integridad de dicha pareja y/o sus hijos. En ningún caso si el tercero no ve afectada su salud por el diagnóstico del paciente o si es el empleador.
  • Hijos o familiares de un fallecido o persona gravemente enferma y que el conocimiento de la historia clínica y los diagnósticos ayuden a mejorar la salud del paciente o del tercero interesado (enfermedades genéticas, enfermedades hereditarias).
  • En cualquier caso, bajo autorización escrita verdadera del propietario de la historia clínica.

Debe comprenderse la importancia de la historia clínica, para hacer un uso responsable y racional de los datos que ella contiene y así, no violentar los derechos del propietario, aunque sea un familiar.

Visita a Hospital de la SolidaridadGrupo A

Etiquetado en Enfermedades

Comentar este post