Blanqueamiento láser: tres aspectos importantes a destacar

Publicado en por Juan Camilo

El blanqueamiento dental es un procedimiento odontológico, que aclara el color de todos los dientes o de uno en particular y la intensidad en ese blanqueamiento, dependerá del color natural de las piezas dentales de cada paciente. Esta técnica estética puede realizarse de manera química (aplicando peróxidos) o usando láser, siendo este último cada vez más utilizado, por lo que vale la pena conocer aspectos importantes:

Los candidatos

Las personas candidatas a realizarse un blanqueamiento dental láser, son aquellas que tengan manchas u oscurecimiento del color natural de los dientes por diferentes causas:

  • Antibióticos como las tetraciclinas

  • Vino, sobretodo el tinto

  • Tabaco, que genera manchas muy oscuras en la base dental

  • Manchas de nacimiento o por los años

  • Amalgamas o luego de un tratamiento de ortodoncia

  • Las gaseosas, el café y el té mancha los dientes, dándoles un color amarillento generalizado

  • Mala higiene

¿En qué consiste?

El blanqueamiento láser es una de las técnicas más rápidas y efectivas, pues suele requerir una sola sesión o dos en casos de manchas severas.

Es una técnica inocua, indolora y sin riesgos para la salud diferentes a los de un blanqueamiento dental convencional. No requiere aplicación de químicos sobre el diente de manera repetida, evitando así el desgaste del esmalte con la consiguiente hipersensibilidad al frío o al calor.

En la valoración inicial por el odontólogo para realizarse un blanqueamiento, el profesional debe asegurarse de la salud oral (no caries ni cálculos ni placa bacteriana) y en caso de haber algún problema, le recomendará solucionarlo primero antes de realizar un procedimiento estético. Usualmente deberá hacerse una limpieza dental inicial para garantizar que las manchas que hay no son por depósitos de cálculos dentales.

El blanqueo dental láser comienza con la aplicación de un gel protector de las encías, para evitar el contacto con la gel o solución de peróxido de hidrógeno que luego se aplicará con un pincel sobre cada pieza dental a aclarar. Seguidamente, para fijar y hacer que actúe más rápido el peróxido, se usa una luz láser (usualmente de color azul) por cerca de 10 minutos, previo uso de gafas protectoras.

La explicación de la técnica de manera visual puede encontrarla en YouTube.

Los resultados pueden verse de inmediato, al salir del consultorio odontológico.

¿Cuánto puede costar y en dónde hacerlo?

Aunque es un procedimiento sencillo y rápido, debe ser realizado por los profesionales entrenados para ello, los odontólogos, pues son las personas idóneas para manejar cualquier complicación derivada del blanqueamiento y además le indicarán si es o no candidato a hacérselo.

Generalmente lo realizan la mayoría de los odontólogos o clínicas dentales que tengan titulación en rehabilitación y estética dental.

Los precios de los tratamientos láser son más altos que un blanqueamiento convencional, oscilan entre 300 y 400 euros (agosto 2011), y el resultado dura cerca de 5 años si se realizan las recomendaciones pertinentes.

Recuerde, póngase siempre en manos expertas y evite inconvenientes posteriores que pueden salirle más costosos.

Sonrisa y reflejosImagen Dental- Dentista Hermosillo (Norte)

Etiquetado en Curaciones dentales

Comentar este post