Asma infantil: Precauciones y plan de cuidados

Publicado en por Juan Camilo

El asma es una de las enfermedades alérgicas más comunes en la infancia en la sociedad industrializada y moderna. Se trata de una enfermedad caracterizada por la inflamación de la mucosa (piel) que recubre a los bronquios y bronquiolos de los pulmones y que produce una obstrucción de los mismos de manera reversible.

Conocer los síntomas asmáticos: primer paso

En el proceso fisiopatológico del asma (lo que sucede en el organismo) está involucrada la respuesta del sistema inmune (sistema de defensa), que no es la habitual y normal frente a un agente externo a nuestro cuerpo sino que se produce de manera exagerada, dando origen a una inflamación descontrolada y de ahí a toda la sintomatología.

Es importante conocer los principales síntomas que deben hacer pensar en asma infantil o de un adulto:

  • Dificultad respiratoria

  • Tos sin cuadro gripal

  • Sibilancias o pitos en el pecho al resipirar

Los síntomas asmáticos pueden exacerbarse si se realiza ejercicio o bajo condiciones de estrés.

Combatir el asma

No es posible evitar que una persona con predisposición genética a desarrollar asma, la tenga, pero si es posible que una persona con la enfermedad, prevenga la aparición de síntomas asmáticos:

  • Consultar al alergólogo para que realice pruebas de alergia o prick test y así saber a qué se es alérgico.
  • Evitar agentes alergenos (agentes externos que producen alergia) a los que sabe que es alérgico
  • Si no sabe a qué es alérgico, puede evitar los alergenos más comunes como los ácaros (microorganismos que están en el polvo), el polen (hay muchos tipos de pólenes y según la estación cambian), el frío, el pelo y la descamación de las mascotas, los aerosoles, los olores fuertes, etc.
  • Como en la mayoría de los niños asmáticos, los síntomas se pueden desencadenar con el ejercicio, la mayoría de los pediatras recomiendan tener siempre a mano los inhaladores de tratamiento cuando se realice algún deporte.
  • Realizar el tratamiento indicado por el pediatra y teniendo en cuenta que los inhaladores para el asma no generan dependencia sino que evitan un mayor daño en los bronquios y así un empeoramiento de la enfermedad.

Un adecuado manejo médico junto a un plan de cuidados en casa, pueden hacer que un niño asmático tenga una vida normal.

BUGAMBILIAtrue LOVE

Etiquetado en Alergias

Comentar este post