Alergias respiratorias: cómo combatirlas sin vacunas

Publicado en por Juan Camilo

La vida moderna trae consigo no sólo las ventajas tecnológicas sino también un aumento en la incidencia y diagnóstico de los problemas de salud como las alergias.

Clases de alergias respiratorias

Hay alergias alimentarias como la intolerancia a la lactosa, alergia en los ojos, o alergias de piel como la dermatitis atópica, pero sin duda, las alergias del tracto respiratorio son las más comunes:

Rinitis alérgica:

Es una enfermedad de la mucosa nasal que produce estornudos, mucosidad clara y abundante, picor, sensación de obstrucción y a veces pérdida del olfato. En general, los síntomas son muy constantes y de difícil control.

Asma:

Es una enfermedad inflamatoria de los bronquios pulmonares que se caracteriza por tos, sibilancias (pitos) en el pecho y predisposición a infecciones respiratorias pulmonares tanto virales como bacterianas.

Tratamiento de las alergias respiratorias

Debe tenerse en cuenta que un adecuado manejo médico junto a un plan de cuidados en casa, pueden hacer que un niño asmático tenga una vida normal.

Por ese motivo es importante consultar al alergólogo para que realice pruebas de alergia o prick test y así saber a qué se es alérgico.

Debe realizarse el tratamiento indicado por el pediatra o alergólogo, teniendo en cuenta que los medicamentos (inhaladores, inhibidores de leucotrienos, corticoides y antihistamínicos) pautados no generan dependencia sino que evitan un mayor daño en los bronquios o en la mucosa nasal y así evita un empeoramiento de la enfermedad.

Si dado un tratamiento con los métodos farmacológicos convencionales, no mejoran los síntomas o persiste una afectación importante de la calidad de vida, lo más probable es que el alergólogo le recomiende el uso de vacunas terapéuticas diseñadas para cada paciente.

Como todas las enfermedades, el principal punto en el tratamiento es la prevención, y aunque no es posible evitar que una persona con predisposición genética a desarrollar asma, la tenga, si es posible que una persona con la enfermedad, prevenga la aparición de síntomas asmáticos:

  • Evitar agentes alergenos (agentes externos que producen alergia) a los que sabe que es alérgico
  • Si no sabe a qué es alérgico, puede evitar los alergenos más comunes como los ácaros (microorganismos que están en el polvo), el polen (hay muchos tipos de pólenes y según la estación cambian), el frío, el humo del cigarrillo, el pelo y la descamación de las mascotas, los aerosoles, los olores fuertes, etc.
  • Como en la mayoría de los niños asmáticos, los síntomas se pueden desencadenar con el ejercicio, la mayoría de los pediatras recomiendan tener siempre a mano los inhaladores de tratamiento cuando se realice algún deporte.
nasal spray, syringes, packs of pills and rubber pear isolated oblueten in thailand

Etiquetado en Alergias

Comentar este post